Sacrifican a una perra sana porque la última voluntad de la dueña era que las enterraran juntas

0
238
El animal estuvo en un refugio de Virginia, Estados Unidos, y los cuidadores intentaron convencer a los albaceas del testamento que lo dieran en adopción

Una perrita sana fue sacrificada en el Estado de Virgina, en EE. UU. porque el último deseo de su dueña es que las dos fueran enterradas juntas. Emma, un animal con parte de raza Shih Tzu, estuvo durante dos semanas en el refugio de Chesterfield County. Sus cuidadores en este centro intentaron convencer a los albaceas del testamento que dieran al can en adopción en lugar de exigir que se acabara con su vida. Pero no lograron que estos cambiaran de parecer.

«Sugerimos en varias ocasiones que el animal pudiera ser indultado, porque es un tipo de perro al que se le encuentra una nueva casa fácilmente», comento Carrie Jones, una de las encargadas del citado centro, a una cadena filial de la CNN. Emma fue llevada a un veterinario local, que acabó co su vida mediante una eutanasia. Sus restos fueron trasladados a un centro de cremación de mascotas en Richmond, según informó WWBT. Las cenizas se guardaron en una urna que fue entregada a uno de los albaceas del testamento.

Sus cenizas fueron colocadas en una urna y devueltas al representante de la herencia de la mujer para que reposaran con la fallecida. Hay cementerios en Estados Unidos que admiten restos de mascotas y otros no, dependen de las legislaciones estatales. En ningún caso los cuerpos de los animales de compañía pueden reposar en el mismo nicho o cripta que sus dueños cuando se trata de un cementerio para humanos, pero si lo es de mascotas, hay Estados que permiten que se admitan las cenizas de sus antiguos propietarios.

No todos los veterinarios están dispuestos a sacrificar un perro sano, aunque sea considerado una propiedad personal de una persona. Aquí entra en cuestión el debate moral. Kenny Lucas, de la Clínica de Animales Shady Grove, dijo a WWBT que él no aceptaría un encargo así. «Cuando nos enfrentamos a una situación de eutanasia, es algo muy emocional. Debemos hacer las cosas con ética, hemos hecho un juramento.Y cuando ocurre algo así es algo que te llevas a casa. Nos pesa como profesionales», explicó.

loading...