Dos videos porno grabados en México y difundidos en las redes generaron un escándalo

La grabación y difusión de al menos dos videos pornográficos realizados sin autorización oficial en el Parque Nacional Cañón del Sumidero y en el Parque Recreativo Joyyo Mayu, en el estado mexicano de Chiapas, causaron fuertes críticas de las autoridades locales, que se muestran dispuestas a emprender acciones judiciales.

Cargando anuncios...

Mediante un video difundido en su cuenta de Twitter, Marín comentó: “Qué onda aquí estamos; vamos a ir al Cañón a tomar unas fotos súper calientes, que jamás nadie se ha tomado, es la primera vez que modelos y actrices se toman fotos en el gran Cañón del Sumidero”.

Luego de que las imágenes se publicaron y comenzaron a circular en las redes sociales, las autoridades exclamaron su repudio por los hechos acontecidos, los cuales catalogaron como actos “inmorales”. Asimismo hicieron un llamado a denunciar cualquier video que dañe la imagen, flora o fauna del Cañón del Sumidero.

El Ayuntamiento de la localidad de Chiapa de Corzo se refirió a la grabación realizada en el entorno del Joyyo Mayu como “un acto de exhibicionismo”, que “denigra la imagen del municipio y de uno de los principales atractivos naturales que hay en el país”.

Yamileth Ramírez, Mía Marín, Alex Marín y Giselle Montes, son los protagonistas de los videos.

Yamileth Ramírez, Mía Marín, Alex Marín y Giselle Montes, son los protagonistas de los videos.

Por su parte, la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) condenó las imágenes filmadas en el Cañón del Sumidero asegurando que “transgreden la legalidad, la moral y las buenas costumbres”.

Esta institución aseguró, además, que denunciará “estos hechos ilegales” ante las autoridades correspondientes, “porque el Cañón del Sumidero es y deberá ser siempre un icono de valor cultural, sitio privilegiado por la naturaleza”.

Las actrices que participaron de las filmaciones pornográficas.

Las actrices que participaron de las filmaciones pornográficas.

La escena localizada en este entorno se filmó a bordo de una lancha cedida por una cooperativa local, que también será objeto de la denuncia.

Mía Marín, una de las actrices que participó en los dos videos porno.

Mía Marín, una de las actrices que participó en los dos videos porno.

La grabación no autorizada de estos videos pornográficos en los parajes naturales señalados podría suponer una vulneración de lo establecido en la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, que prevé los trámites necesarios para realizar actividades dentro de las Áreas Naturales Protegidas. Desde la Conanp insisten en que las actividades de este grupo de actores se realizaron “sin autorización concedida”.

Cargando anuncios...

Entradas relacionadas

Dejar un Comentario